05 de abril de 2022

Renovarse o morir



IPPC Tercer Informe de la Secta Revisión

Tiempos complejos de noticias falsas y falsos dilemas. Conmigo o contra mi. Seguridad o democracia.

Yo apuesto por sumar, renovarnos y progresar. Ni rendirse ni retroceder.

Y me refiero al cambio climático y a la necesidad, o mejor dicho, al imperativo de reinventarnos para construir una sociedad sostenible en nuestro Planeta. De lo contrario acabaremos (todos) asesinando por sobrevivir para morir mañana. Y recuerden que Rusia (y otros países) depende de los combustibles fósiles de los que tenemos que prescindir mejor antes que después para sobrevivir todos.

Ayer salió el tercer informe del Grupo Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC, siglas en inglés) de la sexta revisión que se realiza cada 6 años. Muchos años, mucho esfuerzo, datos y propuestas desde que arrancó en 1988 a instancias de Naciones Unidas para trasladar a la opinión pública y sobre todo a los dirigentes políticos evaluaciones científicas del cambio climático, sus implicaciones y riesgos, y proponer estrategias de adaptación y mitigación.

En esta sexta revisión suenan todas las alarmas pero la terrible actualidad captura toda nuestra atención y nos conmina a lo inmediato, aunque no deberíamos reaccionar con cortoplacismo respondiendo mal a dilemas que solo se resuelven con visión de futuro.

Cada revisión produce tres informes en 3 grupos de trabajo que en esta edición han concluido

  1. Bases físicas: los humanos hemos causado el cambio climático. Ahora podemos medirlo, los sabemos y por lo tanto somos responsables (agosto 2021)

  2. Impactos, adaptación y vulnerabilidad: el impacto es mucho mayor de lo que se había estimado hasta ahora y nos hace enormemente vulnerables al 50% (febrero 2022)

  3. Mitigación: evaluación de avances y compromisos. Es ahora o nunca. Con lo que estamos haciendo ahora no es suficiente (abril 2022)

Se precisan transformaciones relevantes en nuestra forma de vida (reinventarnos) para hacer posible la reducción a la mitad de las emisiones de Gases Efecto Invernadero en 2030 que esquive el punto de no retorno.. No hay elección pero sí opciones reales para abordarlo: políticas, infraestructuras y tecnologías.

Es preciso invertir en ello mucho más (entre 3 y 6 veces más) y acelerar. La falta de visión, de conocimiento y de pericia de nuestros dirigentes políticos puede impedir que lo consigamos. Ralentizar, titubear en las transformaciones necesarias, empezando por la energética (pero también social y económica) puede parecer pan para hoy pero será sin duda hambre y muerte mañana.

El futuro está en nuestra manos y lo tenemos que empezar a construir HOY o no será.

#PensarSumaryActua