16 de mayo de 2022

Aprendizajes digitales para el Metaverso



De la primera ola punto com a los 12 M de asistentes al concierto de Travis Scott en Fortnite

En muchas ocasiones ciertos patrones de comportamiento, de evolución y de crecimiento se repiten con el paso de los años, normalmente adaptándose a las condiciones contemporáneas.  Por eso es bueno estudiar historia, conocer lo que ha sucedido en épocas pretéritas que, aunque nos parezcan lejanas, no lo son tanto.

Estos días se habla mucho del futuro del Metaverso. Sobre este nombre (que recordemos sacó a la palestra Zuckerberg cuando rebautizó su empresa como “Meta” el octubre pasado) se escriben múltiples visiones, algunas de ellas catastróficas o apocalípticas, otras más “naif”, otras que se focalizan en aspectos concretos, como los periféricos (como las famosas gafas Oculus) y otras, para mi las más interesantes, que ya visualizan posibles modelo de negocio.

En estas próximas líneas me gustaría ofreceros una visión algo más holística, con alguna referencia histórica con un toque personal y sobretodo, con una mirada muy de negocio y de creación de valor.

De la primera ola “punto com” al primer iphone

Terra salió a Bolsa el 17 de noviembre de 1999 a un precio de 11,81€ y cerró ese mismo día a 37€. Es decir, una revalorización del 184,61%. Terra fue la primera empresa española “de Internet” que salía a la Bolsa. El viernes 30 de junio de 2017, a las 23.59 horas, dejó de existir en todos los países. Esta era su homepage en el 1999.

Esta noticia tuvo mucha repercusión y probablemente fue el inicio de lo que se llamó la “ola punto com”. En los siguientes meses a esta salida, se agregó un movimiento de nuevas empresas de Internet, algunas de ellas con grandes cantidades de inversión. En esos años, fluían las ideas, pero poca gente sabía cómo generar modelos de negocio o formas de monetización. Lo viví en mis propias carnes en una start up del sector legal (lo que hoy se llama legaltech), donde “pivotamos” de modelo varias veces, hasta llegar a un modelo de negocio real y escalable. De hecho, todavía hoy existe como Editorial jurídica on line: www.vlex.com, con mucho éxito y como proyecto multinacional.

Es por ello que, desde mi punto de vista, del 2000 hasta más o menos el 2010, vivimos un periodo de aprendizaje de cómo generar modelos de negocio. En un primer momento, éramos los grandes innovadores, después fuimos casi como los perseguidos. Se utilizaban frases que hoy en día sorprenden como: “todo lo digital es gratis”, “quién pagará por escuchar música on line o ver películas”, “no hay nada como el papel”. Tuvimos que aprender mucho. Salieron modelos como el Freemium, el Premium, el SaaS, la publicidad ultra segmentada on line, los ecommerce, etc.

Probablemente uno de los catalizadores de estos nuevos modelos, que provocó un gran giro, fue el lanzamiento del iphone, el 9 de enero de 2007:

A partir de este evento y coincidiendo con la explosión de las redes sociales es cuando verdaderamente se ha cumplido la profecía de la primer ola punto com. ¡Todos y todas aquellos y aquellas locos y locas de esa burbuja de principios de siglo teníamos razón! ¡Lo digital es negocio! Es en este período, que perdura hasta hoy en día, cuando se han multiplicado las propuestas digitales hasta provocar lo que entendemos por transformación digital. Es decir, lo digital no es un sector, tampoco es un objetivo, sino que es un vector transversal a todas las industrias. Debe estar en la mesa de las direcciones generales de las empresas y gobiernos.

Si no, que se lo pregunten a los medios de comunicación con su negocio de clasificados. Otra experiencia propia fue la vivida en fotocasa.es como director de desarrollo de negocio: un modelo 100% on line que facturaba (factura) decenas de millones, el modelo de clasificados, transformado del todo del papel a lo digital.

También en este período, dentro de esta vorágine de ideas sin un claro modelo, en 2003 nació lo que algunos llaman el padre del Metaverso: el conocido Second Life. Des de mi punto de vista, un negocio más basado en Internet y no una transformación, como lo que se avecina en esta nueva etapa.

El efecto Covid. Un mundo phygital
Y en 2020 llegó la pandemia del Coronavirus. El último y muy relevante empujón. En un primer momento nos tuvimos que confinar 3 meses en casa, sin salir, cosa que provocó una explosión y aceleración de la actividad digital. Desde las reuniones de trabajo en cualquiera de las plataformas (Meet, Zoom, Teams, etc), hasta las compras, el ocio y el deporte. No teníamos otra solución.

Y hablando de Metaverso o espacios virtuales que generan otras realidades paralelas, sucedieron cosas como el evento entre el 24 y el 26 de abril de 2020 (en pleno confinamiento): un concierto en el “Metaverso Fortnite” con más de 12M de asistentes

Este periodo hizo abrir los ojos de la necesaria digitalización de cualquier negocio y también provocó cambios en nuestra forma de consumir y vivir, que algunos de ellos perduran en el tiempo. Os recomiendo la lectura del post “El consumidor post-Covid. Retos y oportunidades”.

Uno de los aspectos más relevantes y del que se habla mucho, es la omnicanalidad. En esta mirada histórica que realizo podríamos decir que el confinamiento definitivamente fue el disparo de salida a un mundo phygital. Un mundo en el que ya no tiene sentido separar los canales de relación con tus clientes, sino que precisamente debemos superar esta idea de canal para hablar de conceptos parecidos, pero desde otro ángulo: el cliente o usuario. Es decir, conceptos como omniexperiencia o “cero fricción”. Esta convergencia (también tecnológica) entre el mundo físico y el on line es lo que conocemos como Phygital.

Las primeras gafas Oculus

A principios de diciembre de 2021, unas semanas después del anuncio de Meta, tuve el placer de mantener una conversación con Edgar  Martín-Blas CEO y Fundador de Virtual Voyagers. Edgar, me contaba que una de las cosas que más le impactó fue la primera vez que su puso las gafas Oculus (como early, early adopter en 2012). Eso le hizo abrir la mente e imaginar lo que podía llegar.

Durante estos años, se ha estado trabajando en estos tipos de periféricos, sobretodo muy vinculados a la industria del gaming. Pero ciertamente parece que, tal y como el iphone fue para el Internet que hoy conocemos, tenemos que estar atentos a un próximo lanzamiento de algún gadget que haga que el Metaverso despegue de manera definitiva.

Toca imaginar (y rápido) el siguiente mundo METAPHYGITAL

Más allá de la «etiqueta» (que no es menor), el Metaverso se ve alimentado por las tecnologías como la realidad virtual, aumentada o mixta. Es decir, se trata de superar el actual Internet en 2D; se trata de “salir de la pantalla”. ¿Podemos estar ante una “revolución espacial”? Lo que parece seguro es que ya genera nuevas oportunidades casi de forma transversal para muchos sectores.

Con lo aprendido durante esos 20 años del 2000 al 2022, estoy seguro que no tardaremos estos años en ver explosionar modelos y empresas en este entorno. Es por ello que ahora, sabiendo que “casi todo” se puede hacer, toca “imaginar” y no predecir. Es más, tocas imaginar y ser rápidos en el go to market, porque probablemente a este actual mundo Omnicanal le tengamos que añadir una nueva “capa” y convertirlo en un mundo Metaphygital.

Y como una imagen vale más que mil palabras, resumiría el post con esta infografía:

By matteria_